sábado, 22 de noviembre de 2008

En busca del Lince Ibérico

Una de las mejores fechas para ver el lince suele ser para primavera, por ejemplo, abril. Nosotros elegimos el 21 de abril.

Estuvimos casí los tres días de orto a ocaso, junto con unos cuantos más que venían de: Madrid, Málaga, Jaen, etc.

La verdad es que los días se hacían largos, y el que más y el que menos, no pudo aguantar el sueño y hubo que hechar alguna cabezadita.

Las vistas son agradables, con el Jándula de artista invitado, y con gran cantidad de actores que se sumaban a la función, excepto uno, el protagonista del evento.

Las horas iban pasando y el tiempo y la esperanza se iba agotandon, con lo que al final nos volvimos sin verlo, ni tan siquiera a intuirlo....habrá que volver.



3 comentarios:

luisita dijo...

Mala suerte chico!. Entre lo que escasea, lo bien que se mimetiza y el oido que tiene...Sería mucha suerte verlo a la primera no?. Otra vez será. Bonitas fotos!!!!

luisita dijo...

Ah! por cierto...creo que he visto la laguna desde el avión ( la ruta era La coruña-Bcn) se veía con bastante agua...Biquiños mozo!

Merops dijo...

Hola,
si sería la laguna.Has hecho foto???
La verdad que tiene bastante agua,es muy maja.